23/03/2018

 

La alimentación es un aspecto indispensable en el desarrollo y crecimiento de todos los seres humanos y la niñez es una etapa clave de la vida, en la que debemos proporcionar a nuestros hijos la mejor nutrición. Pero, ¿somos conscientes de ello?

 

 

Los diferentes grupos alimentarios son necesarios para proporcionar todos los nutrientes que el cuerpo humano necesita. Muchas veces, por el afán del día a día nos cuesta comer saludable y tristemente transmitimos nuestros malos hábitos nutricionales a nuestros hijos, haciéndoles el peor daño que podemos, sin darnos cuenta. La lonchera es un factor clave en la alimentación de los niños, ya que constituye su merienda diaria, es decir lo que lo está nutriendo día a día. Para hablar del tema, consultamos al doctor Oswaldo Rojas, Médico Especializado en Medicina Alternativa, en Nutrición y Metabolismo y asesor en Medicuántica.

 

Oswaldo Rojas, Médico Especializado en Medicina Alternativa, en Nutrición y Metabolismo y asesor en Medicuántica.

 

Para abordar el tema, el Doctor Rojas nos habla sobre los pacientes que llegan a su consultorio y las razones por las que acuden a él: “Llegan a consulta pacientes con diabetes, con hipertensión, con sobrepeso; niños con alergias, asma, rinitis, neumonía... enfermedades que adquieren desde pequeños y que están asociadas con el consumo de alimentos industrializados, llenos de preservantes, colorantes y muy especialmente azúcares”. Con este diagnóstico, es apenas lógico que los pequeños se enfermen; para el especialista, basta con revisar de qué están constituidas las loncheras, para darnos cuenta de que estamos alimentando a los niños con productos industrializados: gaseosas, yogures, alimentos en paquete... Si bien comercialmente es práctico encontrarlos en presentaciones six pack, paquetes y demás, no es lo correcto, debemos ser más conscientes de lo que comen los niños.

 

 

“Si un niño presenta gripas repetidas, alergias, problemas respiratorios, problemas gastrointestinales llámese diarrea o estreñimiento; o es un niño hiperactivo que no lo calma nadie, es urgente revisar la lonchera. Seguramente se encontrará con cantidades importantes de azúcar que lo están enfermando. Además, es importante asegurarse de que los alimentos que reciben los niños en casa sean lo más naturales posible. Frutas y verduras preparados de maneras diversas para que el niño sienta la novedad de los platos y se motive a comer saludable”, asegura el investigador en metabolismo.

 

 

Y es que el azúcar y los alimentos industrializados son grandes generadores de acidez y su consumo descontrolado fácilmente reduce las posibilidades de que los niños crezcan sanos y fuertes, “el azúcar desafortunadamente es un alimento que está permitido por la publicidad y de lo que los gobiernos no han tomado control. Además, todos estos conservantes, saborizantes, preservantes y colorantes terminan lesionando las paredes celulares, truncando las funciones de la célula”, asegura el Dr. Rojas.

 

 

Finalmente, nuestro especialista invitado reitera su mensaje, por la salud y el futuro de los niños: “Si no observamos la alimentación que les estamos dando a los niños, estamos creando pacientes con dismetabolismo. Niños que metabólicamente comienzan a enloquecerse y entonces o son muy delgados, o son obesos; se comen un pan y suben de peso muy rápido, o comen mucho y nunca suben de peso; estas son vertientes del mismo problema: la alimentación ácida, generada por sobrecargas de alimentos nada saludables. La invitación es a fijarnos en esos detalles, porque aunque parezca increíble, de una lonchera puede depender la salud y bienestar de los niños”.

 

¿Preparada para incluir o incrementar los alimentos naturales en la lonchera de tus pequeños?

 


Redacción en Supermujeres.TV Colombia. Apasionada por la literatura, la música y el cine.

Vistos recientemente