21/05/2018

Noches en vela tratando de encontrar la posición correcta para dormir, cambios hormonales que desestabilizan las emociones, el cuidado de los otros hijos, el trabajo, los quehaceres domésticos, y un sinnúmero de tareas hacen parte de la realidad que toda mujer embarazada debe afrontar. No importa la edad, si tienes muchos hijos, cada uno de ellos es una experiencia diversa y maravillosa pero que, si no lo sabes manejar o te dejas llevar por la depresión posparto que golpea a muchas mujeres, puede distorsionarse a tal punto que veas en el milagro de la vida una experiencia tediosa y más si te gusta tener todo bajo control. 

En la película Tully; Charlize Theron interpreta a Marlo, una mujer autosuficiente con dos hijos en edad escolar, a quien el parto de su tercer hijo la envuelve en un conflicto interno al lidiar día tras día con el trajín, la frustración y la monotonía. Ante esto, comienza a considerar lo que antes no aceptaba, contratar a una niñera. Cuando lo hace, se abre una puerta a vivencias que la sacan de la cotidianidad llevándola a reflexionar entendiendo que son factores transitorios que no pueden empañar lo realmente importante y hermoso que es ser mamá. 

Tully, muestra sin clichés la realidad de la maternidad como el uso de extractores, las veladas continuas, la búsqueda de la paciencia en medio de llantos largos e inexplicables por parte del bebé, diversas situaciones que revelan el estado de vulnerabilidad que toda mujer experimenta al ser mamá, lo que hace de la película una producción honesta que acerca al público logrando que las madres se identifiquen con el personaje y sean motivadas a disfrutarse y reencontrarse como mujeres. 

Para el film, el director canadiense Jason Reitman, contó con la participación de Charlize, de quien afirma, es del tipo de actrices  capaz de sentir y transformarse en el personaje que se le asigna. Para ello, Theron dejó de lado sus saludables hábitos alimenticios adoptando una dieta rica en azúcares y alimentos procesados ganando 25 kilos, generando inestabilidad emocional y experimentando la depresión que trascendió de su personaje. 

Por esto y para cerrar el mes de las madres, SuperMujeres, te recomienda esta película que además cuenta con la participación de Mackenzie Davis y Ron Livingston.

Participa aquí por boletas dobles para ver Tully el próximo 2 de junio en Bogotá. 

 


Vistos recientemente