01/06/2018

Paola Alonso se define como hija de Dios, emprendedora y amante de la inspiración. Considera que su motor y ADN es la creatividad, fuente de sus brillantes ideas y el vehículo que las hace realidad.

Antes de encontrar su enfoque con las lentejuelas, trabajó en su profesión como publicista en una agencia donde sentía insatisfacción a pesar de tener “buen empleo”. Esta insatisfacción la llevó a pensar que había “algo más” y que había nacido con un propósito específico. Tratando de encontrar su verdadera vocación y después de intentar con manualidades, se presentó a un concurso que  fue la plataforma para descubrir un camino que debía explorar.

Durante ese momento, decoró una alcancía en forma de cerdo con marcadores y lentejuelas, para hacer un regalo.  Casualmente alguien vio lo que había hecho y le hizo un pedido. Lo trabajó con detalle y mayor dedicación,  y cuando lo entregó, gustó tanto que comenzaron a comprarle cada vez más. Así comenzó a emprender conectando el arte, el brillo de sus lentejuelas y las experiencias.

El camino del emprendimiento

Paola nos cuenta que con su experiencia como emprendedora se ha dado cuenta de la importancia de descubrir las habilidades, talentos y fortalezas que tenemos. Y nos invita aresponder estas preguntas:

  1. ¿Qué te gusta hacer y qué se te facilita?
  2. ¿Qué trabajo harías sin que te pagaran?
  3. ¿Qué te apasiona?
  4. ¿Qué te hace soñar?
  5. ¿Qué haces bien y es reconocido por otros?

¡Emprender es para valientes!, tu visión debe ser clara y apasionante. Será la gasolina que te ayudará a seguir en medio de las dificultades que inevitablemente van a llegar y debes superar. No menosprecies ni deseches una idea por tonta que te parezca.

Muchas mujeres están frustradas porque no están trabajando en lo que quisieran y a ellas, Paola les recomienda planear bien, tener un proyecto llamativo que ayude a los demás y esperar el momento indicado. Mientras tanto, es importante dedicar un tiempo a diario para trabajar en sus sueños. "No te puedes lanzar al vacío sin un paracaídas, hay que ser sabio y haber explorado el terreno en el que vas a  aterrizar e ir avanzando sin esperar que todo esté listo".

Sueños y Montañas

De las crisis surgen buenas ideas, tienen la particularidad de ampliar tu perspectiva y te obligan a reinventarte. Paola pasó por un momento difícil y agobiante que la llevó a ver las necesidades de otras  personas creyendo que si las ayudaba, sanaría su corazón y encontraría la salida. Decidió hacer un viaje donde vio que habían personas que enfrentaban situaciones difíciles; con pocas posibilidades por su contexto de pobreza, falta de visión y pasión, resignados a seguir con la vida que tenían sin poder soñar con algo más. Así nació el proyecto Sueños y Montañas con el que Paola ha visitado lugares recónditos de Colombia enseñando a los jovenes a soñar y ayudándolos a descubrir las habilidades que tienen en sus manos para crear heramientas que los ayuden a forjar un futuro diferente.

 


Vistos recientemente